.

9.1.15

Carreteo navideño



Que gusto viajar sin conducir. Estas navidades, de copiloto o en autobús, he tenido muchas horas de mirada absorta en el paisaje. Es algo así como no hacer nada sin atisbo de remordimiento, vamos, muy placentero.


No hay comentarios:

Publicar un comentario