.

1.8.16

Acabar de llegar y sentirse como en casa

Huesca: Llegar a una ciudad que no has pisado nunca, y sentir de repente que podría ser la tuya. Pequeña y peatonal, escaparates engalanados de blanco y verde (¿San Lorenzo?). Momento Bernardina y a dormir con la cabeza bullendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario